Periquito monje

Perfil del periquito monje

Tallaca. 29 cm (11,4 pulgadas)
OrigenAmérica del Sur
ColorVerde azul, gris; multicolor
Vida útil20-30 años
PersonalidadSociable, curioso, entretenido, divertido, juguetón, luchador, confiado
Cómo conservarlosAl menos por parejas (una de cada sexo)
Pájaro domesticado a mano
Pájaro parlante
Ruido de pájaros

Monk Parakeet

Photo: LeQuangNhut/Shutterstock

Características

Los periquitos monje son aves vivaces, seguras de sí mismas y sociables. Son conocidos por su personalidad descarada y sus "aventuras" tontas y un poco torpes, en las que van dando tumbos sin cuidado y sin conseguir gran cosa. Los periquitos monje son más ruidosos y activos que otros pájaros y necesitan mucha atención (tiempo), por lo que los principiantes deberían plantearse si están preparados para este reto. Como recompensa, su corazón se hinchará cuando estos adorables pajarillos le dejen acariciarlos en el lomo y la cabeza. Estos momentos no tienen precio.

Te puede interesar:  Los gatos más enérgicos

Inteligencia

Los periquitos monje son muy listos e incluso pueden aprender trucos. Puedes darles golosinas para que levanten objetos y te los traigan, pongan un juguete en un lugar determinado o apilen anillas de juguete. Incluso pueden resolver puzzles. Obviamente, todo esto tiene un pequeño inconveniente: los pájaros tan listos necesitan entretenimiento constante, así que tendrás que dedicarles mucho tiempo.

Comportamiento

¿Son ruidosos?

¡Vaya! Sí. Los periquitos monje, al igual que los loritos de Goldie y los loritos del Pacífico, no son pájaros tranquilos. Estos pequeños parlanchines tienen mucho que decir y parecen comentar alegremente todo lo que ocurre a su alrededor. Estos pájaros se vuelven especialmente ruidosos cuando se les descuida, es decir, cuando se les deja solos durante mucho tiempo. La buena noticia: ¡pueden aprender a hablar!

Te puede interesar:  Gatos de pelo largo

¿Hablan?

Sí. Los periquitos monje aprenden palabras muy rápido y las repiten con una voz graciosa y simpática. Funciona mejor cuando se les anima a hablar con suavidad y cariño.

Construcción de nidos

Los periquitos monje son los únicos loros que no construyen sus nidos en huecos. En su lugar, construyen un nido con ramitas y ramas. Y saben soñar a lo grande. Crean grandes dúplex familiares que tienen espacio suficiente para la pareja, con varias habitaciones para dormir e incubar los huevos.

Monk Parakeet

Photo: Marc Caunt/Shutterstock

Cómo conservarlos

Tamaño de la jaula: al menos 160 x 100 m x 70 cm (ancho x alto x fondo) para dos animales

Los periquitos monje deben criarse en parejas como mínimo y necesitan una jaula grande, así como varias horas de vuelo libre al día. Como estos pájaros construyen nidos en la naturaleza, la habitación donde se les permita volar debe estar muy bien protegida contra los pájaros. De lo contrario, empezarán a faltar cosas, ya que estos pájaros creerán que han encontrado unos materiales de construcción estupendos. La puerta de la jaula también debe estar bien revisada, ya que aprenderán rápidamente a abrirla.

Te puede interesar:  Gato van turco

A los periquitos monje les encantan los juguetes, pero éstos no tienen por qué ser caros. Se divertirán igual con bolsas de papel y tubos de papel higiénico.

No se llevan bien con otros tipos de pájaros, por lo que sólo debe tenerlos con los de su especie. Tenga cuidado si tiene otros animales domésticos en casa. Los periquitos monje son tan intrépidos que pueden llegar a pelearse con un perro grande. La mayoría de los cuadrúpedos se asustan demasiado como para hacer nada, pero no todos...

Datos curiosos

Estas aves proceden de Sudamérica, concretamente de Argentina, Uruguay, Bolivia, Paraguay y Brasil.

Monk Parakeet

Photo: David Dohnal/Shutterstock

Subir